Hoy quiero enseñaros un cuento que viene acompañado de un juego o…un juego que viene acompañado de cuento.

Lo estrenamos la semana pasada en el aula y ya se ha convertido en un éxito entre los más pequeños.

Primero les leemos el cuento. Se trata de Lina una mariquita que ha perdido todos sus puntitos de colores pero descubre que si ayuda a sus amiguitos del bosque podrá conseguirlos, si Lina en el cuento recupera un puntito los niños también se lo pondrán al peluche.

Y… Cuando ya hemos leído el cuento ¿Qué pasa? ¡¡¡Que toca jugar!!! Y todos quieren tener la mariquita en su muñeca.

Por turnos vamos tirando los dados y si toca un color, se pone el puntito del color que le toca, peeeero si sale el dibujo de Lina, se irá volando a otra muñeca.

Gana el niñ@ que tenga a Lina cuando se hayan puesto todos los puntitos.

Además de divertido creo que lo que más me gusta del juego es que trabajamos la palabra GRACIAS y el respeto de los turnos que tanto cuesta a los peques.

Está recomendado a partir de 3 años y yo lo he usado con los peques de infantil y con los de 1° de primaria.

¿Lo conocíais?