Hace mucho tiempo compré este juego en Librería Signos Ponferrada. La verdad es que hasta este curso no le había dado tanto uso y tengo muy claro que cuando a la profe le gusta un juego/cuento es muy probable que a los niños también, aunque siendo la temática de piratas ya tiene un punto a favor.

Los pequeños piratas han conseguido un gran botín y quieren repartírselo entre ellos. Para ello cogen una pequeña parte del mismo por turnos. Al hacerlo, cada pirata trata de no obtener piezas repetidas. Las piezas duplicadas se regalan rápidamente a otro jugador, al que no le hace especial ilusión pero lo agradece amablemente. Al final no gana necesariamente el pirata que consigue el mayor número de piezas del botín sino el que no las tiene repetidas.

Se trata de un divertido juego de memoria para niños a partir de los 5 años. Recomendado para el último ratito de clase y para jugar en casa en estos días de frío.

¡Feliz domingo!