📚Te como a besos es la solución a mi #adivinaCuentos de ayer. Muchos de vosotros lo habéis acertado 👏🏽.

😤Peludo es un monstruo enorme. Los pequeños rapónchigos huyen de él porque siempre está enfadado y gruñendo. Y cuanto más gruñe, más solo está. ¿Conseguirá Peludo no tener el entrecejo siempre arrugado? Después de la ilustración que os dejé ayer, es fácil la respuesta.

📚Es un cuento muy bonito para trabajar la emoción del enfado, incluso la del miedo (porque los rapónchigos le temen). Qué importante es cambiar los gestos y las palabras feas por besos. Y es que os hago un adelanto…Peludo consigue ser cariñoso y comerse a besos a los rapónchigos.

🧚🏽‍♀️ Cuento: Te como a besos
✏️Escritora: @carmengilmartinez
👩🏽‍🎨 Ilustradora: Laura du Faij
📚Editorial: @nubeocho