Etiquetas

, , ,

Este curso han pasado por mis manos, una amplia variedad de cuentos, sobre todo de emociones, sin duda si tengo que elegir uno, sería este, el emocionómetro del inspector Drilo. Con él no solo se pueden trabajar las emociones básicas, sino, que va más allá y trae cuentos y situaciones donde los emis sienten asco, envidia, vergüenza… Si tenéis la oportunidad de usarlo, aprovechad para trabajarlo en las aulas porque a los niños les encantará.