Me encanta esta reflexión vista en el blog de Orientación Andújar.

¡Feliz domingo!