Todos atentos, la carta va a dar la vuelta … ¡ya!
El más rápido coge el objeto y es el que gana. Simple pero no tanto. Siempre hay truco.

Cuando gires la primera carta de la pila, todos los demás jugadores estarán con los ojos clavados en ella. El más rápido cogerá el objeto que muestra la carta con forma y color, pero…¡cuidado! La mayoría de las veces tienes que coger el objeto que no esté en la carta ni que coincida el color.

Os reto a probarlo. Ideal para las aulas y para que se lo pidáis a los reyes y juguéis en familia.

img_20190222_180222_868-1